domingo, 4 de abril de 2010

Cuaderno de viaje (5) – Colegio Juan Pablo II en Siloé

En la comuna 20 de Cali encontramos el barrio de Siloé, uno de los más antiguos y deprimidos de la capital valluna.


Conocido también como el “Pesebre de Cali”, si la ciudad es la sucursal del cielo, el arrabal, encaramado en la cumbre de la zona occidental de la urbe, lo acaricia de lleno con los vértices de los tejados.


En el Colegio Juan Pablo II, ubicado en la parte baja del barrio y fundado en 1999 por el arzobispo de Cali, Isaías Duarte Cancinoque cayó asesinado en 2002-, la institución apadrina a 184 niños de los más de mil que reciben formación educativa en el centro.


La religiosa Mélida Rangel da la bienvenida al padre Pérez, quien entrega regalos a los niños y reparte consejos entre los alumnos, especialmente a uno invidente al que Padrinos Asturianos presta ayuda desde hace años.


La hermana Rangel –junto con Reinerio Correa, profesor que se encarga del seguimiento de los becados- remarca con agrado la importancia que nuestra institución tiene para el futuro de los jóvenes de Siloé y recuerda que, 3 estudiantes apadrinados, ya han acabado sus ciclo formativo en el colegio e iniciado cursos de grado superior en la Universidad Antonio Nariño.


Poco después, el gesto de la monja se turba bajo la lona de la caja de una destartalada camioneta de alquiler que nos transporta carretera arriba hasta las viviendas de algunos colegiales, mientras musita, muy asustada, una oración de piedad a la Virgen María.


La visita transcurre con normalidad y la barriada, poblada mayoritariamente por gente humilde y luchadora, no se inmuta lo más mínimo ante la presencia del infrecuente cortejo.


El pantalón remendado de Víctor Hugo, un buen estudiante que se pasa el recreo pateando un balón hacia la portería o lanzándolo contra la canasta, evoca el recuerdo de muchos escolares españoles de los años sesenta, con sus pantalones zurcidos a la altura de las rodillas o con grandes remiendos de cuero en mitad de las perneras.


Si muchos niños de este lado del atlántico lograron salir adelante, ¿por qué no van a poder realizar sus sueños estos astutos chiquillos colombianos?


Ese es nuestro compromiso y nuestro reto.


Y en ello estamos.




Más información en el álbum fotográfico “Siloé 2010” alojado en:

http://www.facebook.com/pages/Padrinos-Asturianos/164792324101?ref=ts



2 comentarios:

  1. eeeeeeeeeeeeeeeeee¡¡ Mi Colegio jejeje Super Cheevre

    ResponderEliminar